La palabra cancer: mejor no generalicemos

Los científicos aseguran que una de cada tres personas tendrá cáncer en los próximos años. Podría pensarse que el cáncer es la peste del s. XXI. Al igual que la peste, su nombre produce miedo, sus efectos dolor y su asociación con la muerte es clara. Sin embargo, el cáncer es un nombre muy genérico para denominar un problema cuya palabra favorita es “depende”. Aunque tendemos a meter en un mismo saco todo lo que sea tumor maligno, hay muchos tipos de cáncer, tantos que una corriente de médicos defiende poner nombres diferentes a la enfermedad según su nivel de malignidad. Esto evitaría muchos inconvenientes al paciente y su entorno porque, como veremos, las palabras tienen un gran peso.
Mucha gente empieza ya a tener claro que no es lo mismo un cáncer de páncreas que un cáncer de pecho, por poner un ejemplo. La esperanza de recuperación de uno y otro son completamente diferentes. Pero no sólo depende del lugar en el que esté localizado el tumor. Unos son rápidos y mortíferos, otros lentos y crónicos… las combinaciones son numerosas. Así, hay cánceres de pecho, una gran mayoría, que son tratados (pasando por operación, quimioterapia y/o radioterapia) y después presentan excelentes expectativas para el paciente. Seguramente conocerás alguna mujer que fue operada hace 7, 15 o más años y siguen sanas. Pero también hay algún caso de cáncer de pecho que acaba con la vida de la paciente de forma fulminante.
La medicina tiene hoy por hoy la capacidad para averiguar exactamente a qué tipo de enfermedad se enfrenta. Por tanto, generalizar es el primer gran error al que los enfermos y su entorno se enfrentas. Los seres humanos tendemos de forma natural a ello, porque de este modo entendemos mejor todo cuanto nos rodea: establecemos pautas generales, nichos, ideas preconcebidas… por tanto, no generalizar es una tarea difícil, pero quizás de las más importantes con las que nos encontraremos. Es injusto hablar en términos de porcentajes y estándares, y de hecho los oncólogos cada vez lo hacen menos: cada individuo es un caso diferente, puede que su enfermedad se parezca a la de otros, pero su reacción a la misma puede ser similar o diametralmente opuesta.
horoscopos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s