La distancia de un abrazo

A la distancia de un abrazo de oso
A la distancia de un abrazo de oso
A mí siempre me han gustado los abrazos. Esos achuchones en los que abarcas el máximo del otro y sientes su calor y fuerza. Esos que duran un poco más de lo habitual y que acaban diciendo mucho más que las palabras. Nunca me ha parecido que a los demás les gustasen tanto como a mí, hasta que conocí a Luis, mi actual marido. Él también es una persona de abrazos, de las que nada más verte alargan sus brazos, sonriendo y pidiendo SU ABRAZO. Me encanta.
Ahora, con la enfermedad, la gente que me quiere parece darse cuenta de que lo que toca es un buen abrazo. Dejan de ser roñosos en su acercamiento y se agarran a ti de verdad, con ganas y con intención. La mejor intención de todas: dar amor. Y eso, justo eso, es el mejor regalo que nadie puede hacerte: el abrazo de su corazón.
Te quiero cerca, amigo mío, hermana, padre… Os quiero muy cerca, a la distancia de un abrazo.

Anuncios

3 comentarios en “La distancia de un abrazo

  1. Los médicos te han dicho que en un tiempo no vas a estar muy guapa… Pero cómo pueden decirte eso !!!!!! Porque no te conocen. … yo te veo más guapa que nunca…. y en la boda con ese vestido de película estabas ESPECTACULAR!!!. Te lo daré en persona cuando te vea pero ahora y aquí, en tu blog, te mando UN ABRAZO !!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s