Tengo superpoderes: soy invisible.

  
Desde pequeños soñamos con ser superhéroes con poderes. Que podemos volar, que tenemos una fuerza sobrehumana… Queremos ser especiales, mejores que los demás. Después esos sueños terminan y lo que deseamos es pertenecer a un grupo, ser igual que otros. Es entonces cuando nos hacemos hipsters, raperos, skins, hippies o pijos. Entre los 30 y los 40 se nos pasa la fiebre groupie y pasamos a pertenecer a la gran masa. Somos uno más entre millones de personas que trabajan, tienen hijos y pagan si pueden una hipoteca.
Yo y otros como yo, los enfermos de cáncer, conseguimos el sueño de nuestra niñez, un superpoder muy especial que nos hace invisibles. Porque, ¿cuántos enfermos de cáncer vemos por la calle? ¿Cuántas veces se habla de nosotros en la televisión o la radio? ¿en cuántos libros o películas somos protagonistas?

La calle: los hay que aprenden a confundirse con su entorno, como camaleones en una rama. Otros simplemente salen poco. Es difícil detectarlos, y cuándo alguien lo consigue, una fuerza hipnótica le empuja a mirarles con curiosidad, como si fueran una rara avis.

Los medios de comunicación: un día se olvidaron del dato que avisa de que en el 2020 un tercio de la población sufrirá cáncer. Eso es mucha gente invisible. Tal vez debería hablarse directamente sobre la enfermedad, que ha cambiado muchísimo en los últimos años. Tal vez debería verse gente con cáncer en la televisión, escucharles, conocer mejor lo que sienten y necesitan.

Libros y películas: salvo honrosas excepciones, los personajes con cáncer siempre son padres o madres fallecidos, que han dejado la secuela de la pena en el protagonista.

Eso sí, una vez al año, hordas de mujeres y unos cuantos hombres se echan a la calle y corren juntos por el cáncer. Son muchos, y aunque quizás no sean todos enfermos, sí conocen a alguien que lo es. Una vez al año mujeres más o menos adineradas recogen dinero en sus huchas blancas y nos recuerdan a todos que la enfermedad existe. Una vez al año recordamos. Y yo, me siento cada vez más invisible.

Anuncios

7 comentarios en “Tengo superpoderes: soy invisible.

  1. Querida amiga: por distintas circunstancias personales, por las que he pasado yo o amigos, como tú, estoy interesado en estos temas. El sábado pasado en el estupendo suplemento CULTURA de La Vanguardia trataban estas cuestiones haciendo la reseña de dos libros que tienen muy buena pinta y que me dispongo a encargar a mi librería. Quizás ya los conozcas, pero en todo caso dejo constancia aquí para que los lectores de tu blog tengan noticia. Uno es del médico de New York ATUL GAWANDE , “Ser Mortal” (Galaxia Gutenberg) y el otro de la paciente de cancer, la joven nacida en 1981, RAQUEL TARANILLA “Mi cuerpo también” (Los libros de Lince). Te deseo todo lo mejor y tu dignidad es una auténtico bálsamo para quienes hemos tenido la suerte de conocerte y de luchar junto a tí por la democracia. Un abrazo muy fuerte.

  2. Querida Pepa,

    En general a la gente se nos intenta enseñar a “sobrevivir”, un poco a “vivir” y nada o casi nada a “morir”. El cáncer hace 30 años era sinónimo de muerte, y con ese estigma y desconocimiento hemos crecido muchos (aunque hoy en día, como bien apuntas, estoy convencido que todo el mundo tiene un familiar o un amigo que ha sufrido cáncer). Hoy sabemos mucho más de las mutaciones genéticas y cada vez más tipos de cáncer tienen cura, por lo que la perspectiva ha cambiado.

    No sois invisibles, los que estáis luchando, aunque sí que es cierto que no sé trata nada en los medios de comunicación habituales. Yo ante la gente enferma, en general, intento ignorar la enfermedad y mirar sólamente la parte de gente. Mi optimismo patológico me lleva a ello. No obstante, si pienso detenidamente en la enfermedad, el dolor me congela, y empáticamente también me duele en el corazón. Así que como consecuencia, también sufro parálisis de no saber cómo reaccionar…

    Volviendo a la invisibilidad, supongo que con tu carácter de guerrera y determinación, no sólo no creo que seas invisible, sino que seguro provocas que más gente te siga… Y si falta información y hacer algo más presente el cáncer en nuestras vidas… entonces muchas gracias, muchísimas, por ir dándonosla generosamente. Besets.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s