La magia que nos despierta

IMG_6645

Hoy despierto más despierta. Nada más abrir los ojos, el sol me da de lleno y me tapo los ojos. Una sensación cálida me embarga. El sol es un calentador mágico, dulce y liviano, y su luz se suaviza en mi retina. Es un día precioso. Luis se acerca y me besa. Sus besos son una caricia mágica que acelera mi corazón y dibuja sonrisas en mi boca sin preaviso. Cala entra abanicando el aire con su lustrosa cola y mirándome feliz. Su mirada es un faro mágico que me arranca un buenos días optimista y me muestra el camino para ponerme en marcha. Desayuno, y todo está buenísimo, como si el pan fuera más tierno, la fruta más dulce y el azúcar se instalase mágicamente en mis venas, haciéndome cosquillas y empujándome. ¡Venga, chica, ponte las pilas!

Y me pongo las pilas. Es lunes. Cojo el ordenador, abro el blog y me pongo a escribir. Sin rumbo, sin título, sin ideas, pero feliz. ¿Por qué me siento así? Hoy ha sido como tantas otras mañanas en casa, una sucesión de plácidos instantes, armoniosos, pero sencillos. Y entonces descubro que me siento feliz porque he sido más consciente de cada gesto, de cada pequeño detalle hermoso. A menudo están ahí, pero no siempre los percibimos. Pero si despiertas despierto, la vida es magia.

P.D.: Estoy en casa desde el viernes. Adiós hospital, hola vida. 

 

 

 

Anuncios

22 comentarios en “La magia que nos despierta

  1. Pero qué bonito escribes.
    Dulce y hermosa magia… y si pudiera pedir un deseo,sería una varita Mágica para ti…
    Un besito cariño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s