Lo que ocurre a veces

IMG_6728A veces no es fácil.
A veces, sólo a veces, es difícil, y duro.
A veces, no ves que el sol está sobre tu cabeza,
como cada día,
y no percibes los colores o la luz en las pequeñas cosas.
A veces, todo es extraño,
como si tu vida la gobernase otro,
alguien que se ríe cuando tú lloras.
A veces, la ternura es dolorosa,
y el amor amargo.
Y eso, es lo que más duele.
Porque el amor debería sanarlo todo.
Por eso a veces, cuando no lo consigues,
te rindes sin saberlo, te olvidas,
de lo bueno, hermoso y verdadero
que tienes en tu vida.
A veces, solo a veces.

Dedicado a mi amigo Fernando. Un hombre bueno que nunca se rindió, pero se fue.

Sé que esta entrada es muy triste, que no responde al título de mi blog. Pero ninguna vida es toda sonrisas. Hay momentos menos buenos, que llegan y se van. El otro día una doctora me explicaba que hay que acogerlos y dejarse llevar, llorar y gritar sin cortapisas, porque después te sientes mejor, liberado. A veces lloramos a medio gas, reprimiéndonos, frustrados por nuestros propios sentimientos. Y esa sensación permanece en nuestro cuerpo, como la marca de una arañazo que no se cura. Por eso, a veces, hay que dejarse llevar por la tristeza, acogerla y aceptarla. Un abrazo.

Anuncios

16 comentarios en “Lo que ocurre a veces

  1. A veces, sólo a veces, son tantas las cosas que deberíamos hacer y decir, y a veces sólo a veces, las conseguimos hacer…un abrazo muy grande. Te admiro sin conocerte. Te envío toda mi energi. Mertxe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s