¿Por qué el mal no me esquiva si soy bueno?

img_6981Yo soy bueno. Tú eres bueno. Él es bueno. Nosotros somos buenos. Vosotros sois buenos. Ellos NO son buenos. No lo son. No los conocemos. Nos les ponemos nombre, ni apellido. Es más fácil ignorar a alguien cuando es un completo desconocido, o incluso llegar a odiarle, tras dotarle de los suficientes defectos.
Pero nosotros… nosotros somos buenos. Y por eso es tan injusto que la desgracia nos toque. El mal, la enfermedad, deberían esquivarnos en un gracioso requiebro. Porque no merecemos sufrir. ¿Qué hemos hecho para que así sea? ¡Nada! Pequeñas maldades, nimiedades a lo sumo. Pero en esencia, nuestra bondad debería pesar más. Debería ser suficiente.
Este pensamiento, que tarde o temprano cruza la mente de cualquiera que sufra, es en sí mismo un tsunami devastador. Porque ni soluciona el problema, ni ayuda en absolutamente nada. En todo caso nos hace más débiles, porque nos ancla en el desconsuelo y la queja, y nos convence de que el destino es absurdamente implacable y cruel.
Es más, nos vuelve inconscientemente muy crueles. Porque si yo no lo merezco, ¿quién lo merece? ¿Aquellos a los que odio? ¿Aquellos de los que desconfío? Caramba, debo ser muy justo y perfecto para saber quién merece o no padecimiento… Ergo soy bueno, soy justo, soy perfecto. Yo lo soy, tú lo eres. Ellos NO.

Anuncios

5 comentarios en “¿Por qué el mal no me esquiva si soy bueno?

  1. Entiendo como te sientes, entiendo tu post y tienes razón, pensar “que le toque a otro, no a mi” puede ser cruel, aunque más que cruel le pondría el adjetivo “mezquino” , pero forma parte de la naturaleza humana pensar esas cosas cuando sufrimos o hemos sufrido.
    Al final no es una cuestión de maldad o mezquindad, es supervivencia.
    Queremos vivir , nosotros y los que amamos, y si eso significa que caigan otros nos puede la culpabilidad, pero siempre ganará nuestras ansias de sobrevivir, es muy importante recordarlo para no entorpecer nuestra conciencia haciéndola ocuparse de algo de lo que no somos responsables, no es nuestra maldad ni nuestra mezquindad, es nuestro instinto de supervivencia.
    Un saludo, te sigo.

  2. Tienes toda la razón del mundo. Son ellos o ellas..las celulas coñazo q te estan molestando..pero dejarán de hacerlo xq eres fuerte y valiente y las vencerás!

    un besazo Sagiii

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s