Tócameee… tócame muuuuchoooo

img_7009Hoy el sol está de nuevo plantado en medio del cielo y yo salgo a la calle con una sonrisa. En días como hoy todo parece mejor. Los humanos parecemos más guapos, las calles y edificios se mudan del gris a cualquier otro color y yo tengo más ganas de cantar de lo habitual, y de dar abrazos. Pero los desconocidos se esquivan en los cruces y las tiendas, procurando no rozarse, los conocidos se saludan con un apenas un gesto y los amigos se dan dos besos relámpago, más al aire que a la cara. ¡Cuánto beso malgastado al aire! ¿Y que hay de los abrazos? Los vendemos caros y los damos rápidos. Las mujeres los guardan para ocasiones especiales, y los hombres prefieren los golpecitos en la espalda. Odiosos golpecitos en la espalda…

Los abrazos se reservan para los amantes y los niños, y nos olvidamos de que un abrazo largo y sentido nos proporciona un subidón de felicidad inmediato.

Pero voy más allá. ¿Por qué nos tocamos tan poco? Coger una mano, acariciar un brazo, una mejilla, apoyar la cabeza en el hombro de otro… Hay tantos gestos que nos perdemos cada día. Gestos hermosos, tranquilos… A un amigo, a un hermano… Nos autoimponemos una estricta dieta de contactos humanos, como si fueran malos para la salud. Lo peor es que hemos convertido el contacto humano en algo ajeno, extraño e incluso a veces sucio.

Pues yo abandono la dieta. ¡A la mierda! Desde ya os digo que voy a tocar mucho y que desearía un retorno en consonancia. Abrazos, besos, caricias, roces, cercanía… ¡quiero sentirme cerca! Y tú, mi insecto palo favorito, sí, tú, mi flacucha querida, vete haciendo a la idea.  ¡Tócameee…. tócame muuuuchooooo!

Anuncios

4 comentarios en “Tócameee… tócame muuuuchoooo

  1. Supongo que mucho de esto va por mi… Bueno, supongo no, lo sé..
    Me reconozco como ese Insecto Palo…, aunque Distinguido eh?…
    Nunca me he entendido a mi misma, ¿ Por qué narices me costará tanto dar abrazos? pero abrazos de los buenos, de esos gordos y guays…
    Y no hay manera, una y otra vez me sale la cosa igual… o quedo embutida entre los brazos del otro o si consigo lanzarme y darlo yo, siempre me sabe a poco… que mal lo hago jolines…
    Mucha gente que conozco hace coña con ello… y yo me río, pero en realidad me sabe muy mal…
    Prometo esforzarme. Lo prometo, prometo, prometo y más contigo mi SALTAmontes querido. Porque lo que dices, es tan cierto… que a mi misma me da rabia perdérmelo…

    Te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s