Un pequeño ser

Había una vez un pequeño ser que estaba orgulloso de sí mismo y era feliz. Era tan fuerte y listo como la mayoría de sus congéneres y había conseguido una vida cómoda. Cuando caminaba lo hacía con la cabeza erguida, seguro de cada paso que daba. No puede decirse que no le preocupase el futuro pero solo en la medida de que no sabía si conseguiría todas sus metas.

Al ser tan pequeño, se perdía las miradas de repulsa que otros seres, más grandes y fuertes, le lanzaban. Para ellos era insignificante y lo que le ocurriese no importaba. Podría morir pisoteado en cualquier momento y el pequeño ser apenas percibiría lo ocurrido.

Yo era igual, un ser minúsculo en un universo inmenso. Y sigo siéndolo, solo que ahora soy consciente de mi tamaño e importancia real. Soy importante para mí y para los míos. Soy apenas una esquirla que salta del fuego humano que calienta este planeta.

Anuncios

2 comentarios en “Un pequeño ser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s