Carpe diem, Navidad

img_7020Muchos esperarían que me pusiese a criticar las compras navideñas, el desaforado gasto, la tonta carrera por acumular obsequios que a menudo nadie ha pedido. Es un consumismo tan pueril cuando hay tanta gente necesitada de lo más básico… Pues vale, ya lo he hecho. Ahí queda mi crítica. Y ahora diré que me encanta la navidad.

Tengo la gran suerte, tenemos, de vivir en ese lado de la sociedad que puede permitirse el lujo de la navidad. Unos más que otros, por supuesto. Algunos comerán pavo y turrón de almendra suprema, otros pollo y nueces. Algunos recibirán macs y playstations, y otros una bufanda y un camión. Y todos pasearemos por calles de adoquines brillantes y portales maquillados. Luces, pongan más luces, que el mundo se acaba. Y seremos felices, porque la navidad tiene ese curioso efecto, que nos arrastra sin querer hacia una espiral de sonrisas.

Pero mañana, el hermano de una de mis mejores amigas probablemente morirá. Una inyección aliviará el sufrimiento de sus últimas horas y rodeado de los suyos, cerrará los ojos para siempre. Sin más dolor, sin más pena. Serán unas navidades extrañas para esa familia. Hasta incluso puede que nunca vuelvan a ser iguales.

En realidad, da igual si nuestros seres queridos nos dejan, antes, durante o después de navidad. Llegados a este punto, si sufriste una pérdida importante, la navidad te trae su recuerdo, lo sienta a tu mesa y te hace compartir con él las sonrisas que toquen. Y no siempre es fácil. Porque en una navidad pasada nos dejamos algo por decir, nos perdimos un abrazo de la forma más tonta, olvidamos expresar cuánto le queríamos, no le tomamos de la mano, no le abrazamos lo suficiente. Y ahora, esta navidad, querríamos poder hacerlo.

De modo que carpe diem, amigos. Esta navidad es el momento. Aquí y ahora. ¿Qué hacemos que no salimos disparados a gritar a los cuatro vientos navideños el amor que sentimos? Besad, amad y disfrutad, ¡que es navidad!

Anuncios

3 comentarios en “Carpe diem, Navidad

  1. Siento mucho lo del hermano de tú amiga, si es motivo para que deje de sufrir que así sea. Al menos el tiene señalada la fecha de su partida, la mayoría de los mortales ignoramos ese momento y por lo tanto no apreciamos el tiempo que nos queda.
    No soy muy amigo de estas fechas, los recuerdos, la hipocresía de la gente (Familia incluida) El despilfarro etc, hace de estas fechas algo contradictorio pero como bien dices hay que aprovechar el momento que el tempos is fugi. Abrazos de algodón,felices fiestas Pepa y como dice mi amigo Kevin Mancojo nunca dejes de sonreirrr. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s