Pepirisitas & friends

sonrisasSiempre me ha gustado la gente que tiene una sonrisa a flor de piel. Personas de espíritu joven, inasequibles al desaliento, con ganas de vivir lo que surja, de aprovechar oportunidades o reconvertir penas. Son personas capaces de conectar con tu tristeza o preocupación en un segundo, y que de inmediato se solidarizan y te ayudan a remontar.
A todos nos pasa, los amigos vienen y van, porque las vida los lleva lejos de ellos, porque tú los alejas o ellos deciden hacerlo, pero si repaso mi vida, soy consciente de que mis mejores amigos son, básicamente, gente feliz. La felicidad campa a sus anchas en sus corazones, porque allí encuentran bondad, calma y optimismo. Gente de sonrisas.
Cuando empecé con el blog, una amiga se refirió a él como “pepirisitas”. ¡Cómo nos reímos aquel día! ¿Recuerdas? Sigo haciéndolo al recordarlo. Hay una diferencia sutil entre ambos apelativos. Uno habla de voluntad, del deseo (y necesidad) de sonreír a pesar de todo, aunque cueste a veces. El otro habla de ser, de ese carácter casi infantil que todos llevamos dentro y que no siempre es fácil mantener. No es lo mismo.
Mi gente sonríe con el corazón en la mano, con la mirada franca, con las manos abiertas para iniciar un abrazo. Mi gente es lo que me insufla fuerza. El amor, es lo que tiene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s