Quiero ser mago

magia.JPGAyer fui a ver un espectáculo de magia. El mago era un hombre joven, muy chispeante y locuaz. En muchos de sus números solicitaba la ayuda de unos de los muchos niños que había en la sala. Los pequeños reaccionaban con asombro y admiración antes los números de cartas y monedas que el mago desarrollaba a menos de un metro de sus narices.

La emoción de un niño ante la magia es contagiosa. Yo también salí de allí impresionada. Se supone que la magia no existe, que en realidad es un cincuenta por ciento de habilidad y otro tanto de distracción, pero cuando la ves tan cerca en algún momento crece en ti la duda y deseas fervientemente que sea verdadera.

Ojalá la magia existiera, ojalá un gran mago pudiera arreglar cualquiera de nuestros problemas. Ojalá todos hiciésemos magia. Magia de la que consigue una sonrisa perfecta. Yo conozco más de un aspirante a mago. Será cuestión de practicar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s