Personas que inspiran, héroes.

¿Qué es un héroe? El otro día vi un breve documental de la NASA sobre el tema. Aparecían personas de diferentes edades diciendo quién era su héroe. Para los niños, lo era un superhéroe o un personaje de dibujos animados, para los adultos era más variado. Un héroe se definía como alguien que te ha inspirado (lo cual me parece muy acertado) y las respuestas iban desde un personaje mítico como Mandela o Martin Luther King, a un astronauta. Pero muchos respondían “mi padre” o “mi madre”. Las personas más cercanas son las que más poder de inspiración tienen para nosotros. Día tras día. Es un ejercicio bonito pensar en ello.

Mi héroe… yo lo tengo claro. Mi héroe es mi padre porque con tan solo mucha ilusión en la maleta, dejó su casa y consiguió forjarse un futuro en una tierra que le acogió con los brazos abiertos, Barcelona. Nos transmitió el valor del esfuerzo y su inteligencia y constancia.

…O quizás mi héroe sea mi madre, que sin su familia cerca, sin amigos u otros apoyos, sacó adelante a tres hijos, firme casi siempre, dulce cuando estábamos enfermos. Qué gran enfermera hubiera sido. Nadie le había enseñado a coser pero ella nos hacía unos trajecitos preciosos a juego.

…O quizás mi héroe sea mi cuñado Diego, la persona más tierna y buena del mundo, que a pesar de padecer una grave enfermedad siempre tiene una sonrisa en la cara y un chiste en la boca.

…O quizás mi héroe sea mi amiga Esther. Lleva años intentando ser madre y, tras varios abortos muy duros y muchos tratamientos, sigue intentándolo siempre con una sonrisa y toda la confianza. Esta vez sí, dulce.

…O quizás mi héroe sea mi amigo Paco, enfermo, con un solo pulmón, y el tío más fuerte, valiente y cabezota del mundo (que descanses en paz, cariño). 

…O quizás mi héroe sea mi hijo Guille, que ha sufrido unos cuantos palos ya en su corta vida (la difícil convivencia de sus padres y la posterior separación, cambiar de colegio dejando atrás a sus amigos, tener dos casas y estar siempre arriba y abajo, que su madre cayera enferma, que su padre se márchese lejos…). Y ahí está, un pedazo de tío con todo el futuro por delante y mucha ilusión en la mochila.

O quizás mi héroe sea mi marido Luis, porque desde el día que supe que estaba enferma, su sonrisa ha sido mi vitamina. Siempre él, que ha aprendido a llorar solo por dentro, sabe decirme siempre la palabra justa, darme el abrazo que me calma y, con su amor incondicional, consigue que cada día sea un regalo que me entrega la vida, gratis, tremendo.

Vale, ya paro, ciertamente hay muchos héroes a mi alrededor, y otros que no he mencionado para no escribir un libro, pero haberlos haylos. Y todos me inspiran para ser mejor, para ser feliz, para ser fuerte. Mis héroes valen un potosí, joder. Ya lo creo

Anuncios

4 comentarios en “Personas que inspiran, héroes.

  1. Mis heroes son las personas valientes como tu Pepa, y las personas que pacientemente soportan una vida ingrata sin queja alguna.
    Un gran abrazo
    Rosa

  2. Mi heroina es mi madre, sin duda. Nacida en un pueblo remoto de la Extremadura profunda, la tercera de doce hermanos. Quedó tuerta a los cinco años por una coz de un burro que era de su tío, la llevaron al médico del pueblo, ni hospital ni nada, eran otros tiempos, nadie luchó por salvar ese ojo, vendaje y a rezar porque se cure, y no se curó. Cuando tenía 10 años, en el año 45, llegó al pueblo una maestra joven y con vocación, ella fue la única que se dio cuenta de que la niña no veía bien y movió cielo y tierra para que mis abuelos la llevaran a Cáceres al oculista, como ellos no sabían ni leer ni escribir se ofreció a acompañarlos. Allí el oculista le puso sus primeras gafas, de culo de vaso porque el único ojo que le quedaba tenía ya 7 dioptrías, ella dice que recuerda el momento de ponérselas como de hacerse la luz. De ese día es su primera foto, aún la conserva, sale mi madre con sus padres, los dos vestidos de negro, como mis abuelos estaban mal de dinero y las gafas eran caras sólo le pusieron un cristal, y del lado del ojo que no veía le colocaron una lente opaca y mi madre cuenta que en la óptica le dieron una especie de ventosa color carne para pegarla a las gafas y que no se le viera el ojo pocho. En la foto sale así, pero siempre dice que después de unos días se cansó de la ventosa que le daba calor y como total ya todo el pueblo la había visto con el ojo malo la dejó en un cajón y se olvidó de ella. Con las gafas le cambió el mundo, aquella maestra la enseñó a leer bien, a escribir y la preparó para pasar exámenes oficiales. Incluso en contra de la opinión de mi abuelo la animó a pedir una beca para ir a la universidad, lo convenció mi abuela, con el argumento de que total como era tuerta nadie iba a querer casarse con ella y necesitaría una profesión. Así que se fue a estudiar Magisterio que terminó con notas brillantes y consiguió su plaza. En su primer destino conoció a mi padre, se enamoraron y se casaron en pocos meses y al año siguiente nací yo, que me llamé Inmaculada, como la maestra que tanto la había ayudado, ella fue mi madrina. Fueron muy felices pero mi padre enfermó de esclerosis muy joven, con 37 años, se fue quedando inválido, en silla de ruedas, no podía hablar, yo recuerdo ayudar a mi madre a limpiarlo y a acostarlo, ella le seguía hablando, le consultaba las cosas, lo trataba con todo el amor del mundo y al final murió con 40 años. Así que nos quedamos solas las dos, ella me sacó adelante sin que nunca me faltara de nada, trabajando dentro y fuera. Ahora está ya muy mayor pero sigue conservando la cabeza en su sitio y está bien de salud sino fuera por la vista, que le falla cada vez más. Hasta hace poco seguía leyendo el periódico todos los días con una lupa para baja visión, ahora ya no puede, está ya prácticamente ciega, pero se va apañando porque como dice ella siempre, bien nunca ha visto. Gracias a una maestra que se fijó en aquella niña que apenas veía pero que era muy inteligente pudo salir adelante en la vida. Yo llevo el nombre de aquella maestra y mi hija lleva el de mi madre, Rosalía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s